Shiraz | La ciudad de las mujeres y el vino

Shiraz está situada al suroeste de Irán y forma parte del famoso, y casi imprescindible,  triángulo turístico Isfahán-Yazd-Shiraz.  Además,  Shiraz sirve de ‘campamento base’ para la obligada visita a Persépolis.

Antiguamente Shiraz era conocida como la ciudad de las mujeres y el vino. Sin embargo, su sobrenombre actual es  ‘la ciudad de los poetas y las flores’. Este apodo se debe a que en esta ciudad se encuentran las tumbas de Hafez y Sa’di, dos de los poetas más prestigiosos y queridos de Irán. Para muchos iraníes la colección de trabajos de Hafez es mucho más importante que el propio Corán.  Cuando visitamos el Mausoleo de Hafez, pudimos comprobar como la gente se sienta alrededor de su tumba y recitan muchos de sus poemas de forma improvisada.

Resulta curioso ver  como uno de los poetas más venerados en  Irán, cuenta en sus poemas con el vino, la caza y las mujeres como temas recurrentes. Lo dicho, más de uno cambiaría el Corán por los poemas de Hafez

Con el vino de anoche cantando en mi cabeza
Al amanecer buscaba la taberna,
Aunque medio mundo en la cama dormía
Y el arpa y la flauta sonaban todavía,
Creando un placentero canto matutino;
Ya estaba llegando la copa de vino:
-Razón-, dije yo, «ya debías marcharte
Si quieres llegar a tu diario destino,
La santa ciudad de la intoxicación».
Así pues, la despedí y se marchó
Con una botella para los amigos del viaje

 La ciudad también es conocida por sus numerosos y bien cuidados jardines. Destaca por su tamaño el Bagh-e Eram y los jardines de Naranjestan, donde unas grandes palmeras flanquean un bonito palacete del siglo XIX.

Shiraz fue la capital de Irán durante la dinastía Zand (1747-1779 dC) y de ésta época datan muchos de los edificios históricos de la ciudad. El Boulevard Karim Khan,  que articula la ciudad de Este a Oeste, lleva el nombre del primer regidor de esta corta dinastía.  La fortaleza Arg-e Karim Khan es el epicentro de lo que en su momento fue el distrito real.

A pocos pasos de la ciudadela  encontramos el Bazar Vakil. El bazar está compuesto por cientos de tiendas de diversa índole. Es posible encontrar desde las afamadas alfombras o especias persas, hasta los omnipresentes artículos plastiqueros  Made in China. Dentro del bazar también podemos encontrar un antiguo Hammam (baños), una Mezquita o incluso antiguos caravanserais restaurados.

Otro de los puntos de interés en Shiraz es el Mausoleo del Rey de la Luz (Arg-e Shah-e Cheragh). Llaman la atención las familias y grupos de fieles chiitas se dan cita en su inmenso patio central y que pasan el día haciendo picnic y ¿rezando? La pena es que no dejen pasar cámaras. Pasad de las guías y si le echáis morro podéis visitar todo el recinto, incluido el lugar sagrado. Las chicas tendréis que vestir un chador que os prestan muy amablemente las cucarachas de la entrada.

Otra de las visitas recomendadas es la Mezquita Nasir-al-Molk, especialmente por la mañana. Aquí encontraremos otra de las típicas fotos que se ven en muchas guías de Irán. Las coloridas vidrieras dan un toque elegante y muy fotogénico. Además, podréis competir con el resto de turistas a ver quién saca la foto más cool. A ver qué os parecen las de Sergio…

Pese a ser un lugar bastante turístico, parece que los extranjeros seguimos llamando la atención. No me cansaré de repetir que un de los mejores valores de Irán es su gente. A los iraníes les encanta hablar con los extranjeros, preguntarte tu opinión sobre su país e intentar ayudarte durante tu estancia en Irán. Y por su puesto, una foto para el recuerdo 🙂

Sobre el tema logístico, nosotros cogimos un vuelo de ida y vuelta a Teherán por unos 50 euros.  Aunque queríamos alojarnos en el hotel tradicional Niayesh Boutique, estaba completo y al final nos alojamos en el Hotel Sasan (15 € noche/habitación doble + desayuno). ¡¡¡Amigos!!!! Cambiad Euros por Riales y recordad: ¡Pagar siempre en Riales! No vayáis de turistas guays y así ahorraréis unos eurillos que siempre vienen muy bien.

Para una cenita chula, os recomiendo el restaurante Shapouri. Por un precio medio se puede disfrutar de un agradable ambiente en un palacete tradicional con jardines y música en vivo. Para la tan ansiada visita a Persépolis, se pueden encontrar tours desde casi todos los hoteles pero el más recomendado es el de Pars Tour Agency. Pero esto ya es harina de otro post… Os dejo con una galería de fotos de Shiraz. Espero que os guste tanto como a nosotros.

Fotos: Sergio Álvarez © 2013

Anuncios

2 pensamientos en “Shiraz | La ciudad de las mujeres y el vino

  1. Pingback: Dulcinea y el Imperio Persa | Quijote Persa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s