Muchos billetes y poco dinero

Una de las cosas que más llama la atención a los recién llegados a Irán es la moneda local. Por un lado tenemos a Jomeini, que aparece en casi todos los billetes con cara de mala leche, lo cual asusta un poquete. Por otro lado, se da la circunstancia de que puedes tener un millón de riales y decir: «¡¡Guau, soy millonario!!», pero en realidad resulta que no tienes ni 25 euros.

$ - Rial RIALES 20000

 

 

 

Al principio resulta complicado acostumbrarse a manejar los billetes (monedas apenas se utilizan). Para algunos llega a suponer un auténtico quebradero de cabeza ya que para acortar las cifras, los iraníes hablan de ‘tomanes’ (consiste en quitarle un cero a la cifra en riales). Es decir, te dicen el precio en tomanes, pero tú pagas con riales…Para complicarlo un poquito más aún, hay que decir que en Irán existen diferentes tipos de cambio y además, están fluctuando diariamente.

El tipo de cambio oficial es de unos 15.000 riales por cada euro. Sin embargo, existe un mercado negro en el que el cambio varía cada día dependiendo de la cotización del dólar y de la demanda de divisas. Últimamente se sitúa en torno a los 38.000 riales por cada euro. Por si esto fuera poco, existen otros tipos de cambio intermedios que se aplican para según que operaciones de importación y exportación.

Este complejo sistema  de divisas, da como resultado unos precios mentirosos que distorsionan la actividad económica. Fruto de esta situación, los consumidores se ven sumidos en una situación de confusión y desconfianza que está alimentando el pánico. Esto puede llevar al colapso del rial y la hiperinflación. Frente a la cifra oficial del 24% de inflación mensual que facilitan los organismos oficiales, se estima que en realidad los precios están aumentando casi el 70% cada mes.

Afortunadamente, nosotros cobramos nuestra dotación en euros. De esta forma, podemos acudir al black market y sacar tres veces más que con el cambio oficial. Aunque no es oro todo lo que reluce. Los tenderos que no son tontos, van subiendo también los precios cada día. De hecho es difícil encontrar un supermercado donde los productos tengan etiqueta con el precio puesto. Al final, como dicen los iraníes: «Todo depende de cuando salga Ahmadineyad en la tele».

Un pensamiento en “Muchos billetes y poco dinero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s